fbpx
GK Steak House - шаблон joomla Mp3
>

Historia de Joaquín García Borrero

¿Quien Fue Joaquín García Borrero?

Camilo Francisco Salas Ortiz y Delimiro Moreno Calderón, de la Academia de Huilense de Historia
18 de enero

1894. Nace el historiador, sociólogo, político, poeta e ingeniero Joaquín García Borrero, gobernador del Departamento, concejal de Neiva, diputado, representante, senador y autor de tres libros publicados (El Huila y sus aspectos, Neiva en el siglo XVII y Algos) y varios inéditos. Murió el 28 de febrero de 1948 víctima de un infarto cardíaco.

Aunque sólo publicó tres libros: "El Huila y sus aspectos", "Neiva en el siglo XVII" y "Algos" (el primero de sociología, el segundo de historia y el tercero de poesía), su figura se destaca en las letras del departamento y el país como una de las voces más originales y vigentes aún en nuestros días. Fue también gobernador de su departamento, el primero de filiación liberal, y formó parte como senador principal del trascendental Congreso de 1936, en el que tuvieron asiento los más importantes jefes liberales del siglo XX: Eduardo Santos, Jorge Eliécer Gaitán, Carlos Lleras Restrepo, Darío Echandía, Gerardo Molina, etc., congreso que hizo una reforma parcial a la Constitución de 1886 para adecuarla a los tímidos ideales de la liberal "Revolución en Marcha", de la que García Borrero fue uno de los ideólogos.

Víctima en la infancia de una grave meningitis que lo dejó casi ciego por una temporada, su increíble voluntad de vivir le permitió superar la dolencia y convertirse en un hombre fuerte, corpulento, con una gran capacidad de trabajo físico e intelectual.

Joaquín García Borrero es, sin lugar a dudas, uno de los diez más grandes huilenses de esta centuria, con el presidente Misael Pastrana Borrero, su lejano pariente, el estadista; José Eustasio Rivera, el máximo cantor del trópico, su amigo y compañero de faenas literarias; Rodrigo Lara Bonilla, el mártir de la lucha contra el narcotráfico; monseñor Ismael Perdomo Borrero, también emparentado con él de alguna manera y el prelado huilense que alcanzó los más grandes honores en la jerarquía eclesiástica, cuyos admiradores aspiran a verlo en los altares católicos; César García Alvarez, ministro de Obras Públicas de Alfonso López Pumarejo en sus cuatro años de administración y quien trajo al Huila el ferrocarril; el político y sacerdote Luis Ignacio Andrade, cuya intensa y contradictoria vida tuvo tan serias repercusiones en la historia regional y nacional; Julián Motta Salas, el ilustre cervantista de Colombia; Reynaldo Matiz, el mártir, empresario y sindicalista; y Rafael Azuero Manchola, el notable médico y dirigente político, quien fuera en la administración de Pastrana Borrero designado a la Presidencia de la República, la cual ocupó breves días con motivo de un viaje del titular al extranjero.

Por estar entre los diez más grandes huilenses del siglo XX y ser uno de los pensadores más originales del país, merece una biografía y la exaltación de su vida y su obra en el bronce y en el recuerdo de sus conciudadanos, así como el estudio serio de su revolucionario pensamiento, actual casi 70 años después de haber sido expuesto con un vigor extraño en el huilense, calificado de poco audaz en estos asuntos, aunque en el siglo XIX tuvo pensadores y políticos de la audacia de José María Rojas Garrido y Francisco Eustaquio Álvarez, éste último también pariente de García Borrero por la línea materna.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.